La seguridad de tu mercancía en los portes marítimos

 

contenedores maritimos

Cuando hablamos del transporte marítimo de mercancías, hay una serie de cuestiones que deben ser tenidas en cuenta. Hoy nos vamos a centrar en la seguridad de la mercancía transportada.

Es evidente que en la seguridad van a influir distintos condicionantes, pero uno fundamental y que muchas veces pasa desapercibido son los propios contenedores donde se trasporta la mercancía. Estos contenedores marítimos deben estar fabricados con un material resistente, como podría ser el acero o el aluminio, y además, deben ser recipientes estancos que eviten la entrada de cualquier fluido, ya sea agua de mar o de lluvia. Por ello, los contenedores marítimos cumplen una función importantísima: proteger la mercancía frente a las inclemencias climatológicas a lo largo de todo el trayecto.

Por lo general, los modelos de contenedores marítimos más demandados en el mercado son los de 10 pies (3m x 2.44m), los de 20 pies (6 m x 2.44m) y los de 40 pies (12m x 2.44m). Como curiosidad, diremos que todos poseen el mismo ancho pues se trata de una medida estandarizada para la mejor distribución interna de los palets.
Es muy común que empresas que realizan portes de forma ocasional prefieran alquilar estos contenedores marítimos, pues de este modo no tienen que correr con una inversión que pueden no amortizar por la eventualidad de los portes. Existen empresas especializadas en el alquiler y venta de este tipo de contenedores, como es el caso de REMSA en Sevilla. Garantía de seguridad y calidad de la mano de profesionales con más de 35 años de experiencia en el sector.

Comments are closed.