¿Botas o zapatos para la construcción?

La oferta en calzado para la construcción es amplia, pero en líneas generales podemos clasificarlo en zapatos o botas. Siempre que estos sean calzado laboral de seguridad no hay problema por qué modelo te decantes, pues cumplen los requisitos mínimos de seguridad exigidos.

Ten en cuenta que no cualquier zapato vale, pues de estos dependen en gran medida tu bienestar en las horas de trabajo. Para aislarte térmica o mecánicamente, para evitar golpes y heridas, para contrasrrestar posibles resbalones… El calzado es fundamental en el sector de la construcción.

En líneas generales diremos que las botas son más robustas, te recogen mejor el pie y son más compactas. Quizá todas estas características le resten cierta comodidad y movilidad al pie. Sin embargo, los zapatos son más livianos y cómodos pero el tobillo queda más expuesto. Por tanto, todo va a depender de qué trabajo realices concretamente y de con qué te sientas más cómodo.

Comments are closed.